Clara lleva meses con problemas estomacales. Le hemos hecho pruebas, entre analisis de sangre, de helicobachter y endoscopia, la pobre ha pasado una temporada malilla y, lo más frustrante, es que no acaban de encontrar nada que le pueda causar esos dolores y ganas de vomitar despues de cada comida. (si alguien tiene alguna pista o cocnoce a algún médico de digestivo infantil con ojo clínico que por favor avise) Lo que he intentado es por consejo de su médico reducir al máximo el consumo de gluten (no es celiaca pero tiene una clara intolerancia que le causa gastritis), de lactosa, de ácidos como el tomate o los cítricos y de varias cosas más que me incluyeron en una lista muy restrictiva. Esta dieta le ayuda un poco, los dolores y gases siguen ahí, pero al menos no acabamos en urgencias cada dos por tres. Una de las cosas que he empezado a hacer es cocinar en casa sin gluten. Ya sabéis que me gusta hacer con ella galletas y bizcochos, pues bien hemos cambiado la harina de trigo por maizena o harina de maíz, que tiene un punto un poco más dificil porque me da la sensación que «pesa» más y me cuesta hacerla subir igual que a la otra. Sin embargo con esta receta de bizcocho de maizena sin gluten parece que por fin le cogí el punto y después de hacerlo me atrevo a compartirlo porque subió igual que los otros ¡y además estaba buenísimo!
bizcocho holamama sin gluten

bizcocho holamama sin gluten

Necesitaréis: 3 huevos 180 grms de azúcar 130 grms de aceite de oliva virgen 120 grms de harina de maiz 2 sobres de levadura en polvo 2 cucharads soperas de jarabe de arce Elaboración: Separar las yemas de las claras y reservar. Subir las claras a punto de nieve y dejarlas apartadas para añadirlas más adelante. Ponemos las yemas en un bol grande y les añadimos el azúcar y batimos bien. Añadimos ahora el aceite de oliva virgen y seguimos mezclando bien. La harina y las bolsitas de levadura Royal o similar se tamizan sobre la mezcla, y batimos todo bien hasta que quede una masa homogénea sin grumos. Yo uso una batidora electrica de varillas, pero con una manual os podéis apañar, eso si, si creéis que la masa está ya bien en un punto seguid amasando un poco más porque la harina de maíz tiene que estar perfectamente integrada. Yo añado en este punto las cucharadas de jarabe de arce y le dan un sabor muy bueno. Si lo preferís le podéis añadir unas gotas de esencia de vainilla o ralladura de limón. Ahora llega el momento de incorporar las claras a punto de nieve. Es fundamental que estén muy bien subidas. Si han bajado y se han licuado un poco mientras esperaban, volved a batirlas hasta subirlas. Incorporad poco a poco a la masa y seguid batiendo ya todo junto. Echamos la masa resultante en un molde engrasado o pintado con aceite de oliva y espolvoreado con un poco de maizena, e introducimos al horno previamente caliente a 180 grados en la bandeja de rejilla a una altura media. Esperamos unos 25 minutos a que suba y esté tostadito por encima.   El bizcocho estará esponjoso, pese a la harina de maíz que ya os digo no es fácil, y tiene un sabor delicioso gracias al truco de las cucharadas de jarabe de arce. Yo lo sirvo con un poco de mermelada de frambuesa, aunque lo podéis decorar con chocolate derretido o caramelo. La siguiente receta que tengo que mejorar es la de galletas navideñas sin gluten. Ya las hice el año pasado pero se me abrió un poco la masa con la mantequilla en el horno. Imagino que será cuestión de ajustar la temperatura y la cantidad de mantequilla. Está claro que las dos harinas, trigo y maíz, ¡se comportan de maneras bien diferentes!  

¡ENVÍOS EN JULIO Y AGOSTO!

Desde el 23 de julio hasta el 31 de agosto sólo se harán envíos los lunes.

Pero ya sabéis que la tienda online está abierta 24hrs los 365 días del año, ella no descansa, podéis seguir haciendo vuestros pedidos y te lo enviaremos el lunes siguiente.

¡Gracias y feliz verano!

EN ES
Productos en tu cesta
0