Ya os decía hace unos días que éste año estoy un poco más navideña que el año pasado. Más navideña y más clásica, así que como veo las tiendas de vajillas y deco llenas de platos, copas y cosas bonitas varias, me he puesto a probar en casa la mesa de navidad que voy a preparar para ver que le puede faltar a mi deco.

2

Lo primero e importante es repasar que había guardado entre mis cacharros varios de otros años. Me gusta comprar alguna cosa nueva que añadir a la colección cada año, pero como no está la economía doméstica como para andar renovándolo todo, saco las copas rojas que ha sido uno de los mejores regalos que me han hecho nunca, porque le dan el toque de rojo que necesita siempre una mesa navideña.

 

3

El cuenco de madera de ikea, los platillos de pan de cristal y la vajilla cuadrada también los tengo desde hace tiempo. En el centro de la mesa me gusta poner algunas velas encendidas con portavelas como el que véis en la imagen,  de nuestra tienda, pero también velitas pequeñas sueltas que solo enciendo en el momento de sentarnos a la mesa y que luego retiro por precaución.

4

Otra buena compra de hace un par de años son éstas servilletas de Zara Home a modo de trapos de cocina en rojo y blanco. Con un ramillete de alguna hierba olorosa seca y un sencillo lazo es el toque de navidad rústica que necesitaba.

5

Los extremos de la cinta (tenéis otras parecidas AQUI), los he recortado en piquitos, para que el lacito quede mejor rematado.

6

Y como mis servilletas blancas de Zara son un tesoro, y las manchas de marisco no salen nada bien, debajo del plato principal unas servilletas de papel

7

Para indicar a cada uno su sitio, una cajita de cartón kraft que guarda un regalito mini y una etiqueta con el nombre de cada comensal. Si no hay pensado poner un detalle también podríais poner la etiqueta con el bakers twine  en un panecillo…

8

Y por supuesto las protas de la decoración de la mesa, estas ramas de enebro negro artificial, para que nos duren muchos años y que encontrarás en viveros y centros de jardinería en tu ciudad.

9

Como improvisados jarrones suelo coleccionar botellas de distintas bebidas que al natural o pintadas de blanco quedan genial en la mesa.

1

Y por supuesto, para el postre, una manta calentita que dé sensación de navidad ¡aunque fuera vaya a lucir un sol de primavera!

¿Echáis en falta algo en mi mesa? Yo sí, tal vez un plato decorado con algo rojo, pero eso será en el próximo post.

EN ES
Productos en tu cesta
0