Las veo al amanecer y  anochecer frente a mi terraza, volando casi mágicamente sobre los tejados con esos silbidos que me retrotraen a mi infancia cuando, sin duda, había muchísimas más aún. Me encantan las golondrinas y creo a tí también…

Las golondrinas son un tema de moda, como son los cáctus o las rodajas de sandía este verano, y si no te da para comprar algunas de esas tan bonitas de cerámica que venden AQUI, ¿por qué no hacerte algunos adornos decorativos tu misma en papel?

Para comenzar tienes que sacar una plantilla en cartulina del perfil de una golondrina. Te propongo que amplíes esta imagen superior y que la calques directamente desde la pantalla de tu ordenador. Después coge papel negro o cartulina y repite el perfil poniendo tu plantilla primero boca abajo y después boca arriba, para tener golondrinas que vuelen en distintos sentidos.

Recorta y da la vuelta si se ven las lineas blancas del lápiz. Ya tienes tus preciadas golondrinas y ahora ¡vamos a ver cuantas cosas podemos hacer con ellas!

Lo primero, podemos pegarlas a un cordoncillo de lino natural con nuestro rotulados de pegamento, conseguirás una guirnalda que puedes hacer tan larga como quieras. Coloca cada golondrina en un sentido y un ángulo de vuelo diferente para que resulte más realista.

Nosotros la hemos colgado de nuestro panel expositor de color blanco, pero en una pared atada con un par de chinchetas o clavitos puede quedar también muy bonita.

La segunda idea, para hacer con peques, puede ser convertirlas en marcapáginas para las lecturas veraniegas. Un palito de madera grande de nuestra tienda un poco de rotu de pegamento y ¡listo!

Más fácil imposible, y los libros se volverán además tremendamente decorativos.

Se pueden hacer innumerables variaciones, como estos adornos para las macetas con unos sticks de madera. Puedes pegarlas a portadas de cuadernos, hacerlas en fieltro para decorar diademas, etc…

Es temporada de golondrinas, ¡déjalas volar!

EN ES
Productos en tu cesta
0