Vamos a imaginar que estás comenzando con un blog. Buscas contenido propio y quieres hacer en casa algunas fotos «monas» para postear sobre esa vajilla que te acabas de comprar, o sobre la mesa que vas a preparar el sábado para sorprender a tus amigos. Posiblemente tengas una pequeña cámara, o por lo menos un móvil con una lo bastante buena para tomar fotos caseras de calidad. Piensa un poco en qué te gusta ver a tí cuando ves una editorial de algún tema en un blog que sigues y métete de lleno en tu idea…

trucos_fotografia_caseros

La primera regla; cazar la mayor cantidad posible de luz natural que haya en tu casa. Hacer fotos con luz de día es la mejor manera de comenzar. Si no te manejas con aperturas, balances y demás ajustes de tu cámara, buscar un rincón muy luminoso y tirar en modo automático es la mejor opción.Pero ¡ojo! luminoso no significa soleado. El sol directo crea sombras, quema las imágenes y te hace imposible tomar una buena foto. Descubre también qué hora del día te da la mejor luz. En el caso de mi nueva casa es por la mañana antes del mediodía, ya que no tengo sol directo al estar la casa orientada al sur.

trucos_fotografia

Compón un bodegón y tira varias fotos para ver si tienes que mover algo. Lo que ve el ojo no es necesariamente lo que ve la cámara, y tirar muchas fotos de prueba, antes de ponerte a hacer las definitivas, te dará una mejor composición de la escena. En la imagen de arriba podéis ver el lugar de mi casa que tiene la mejor luz para fotografiar. Es una luz blanca, uniforme y que no arroja muchas sombras. Una simple cartulina como fondo me ayuda a compensar aún más esa luminosidad uniforme que busco para mis fotos.

La composición es muy importante. No quieras meter en la imagen todo lo que tienes, o lo que quieres enseñar. No coloques las cosas dispersas o excesivamente «formales» Piensa en tu imagen a tomar como en cuadro abstracto; formas, puntos de color, equilibrio… Alguna nota discordante le dara «humanidad» a tu escena, en este caso sería la servilleta arrugada con la vieja tetera fuera casi de encuadre.

trucos-holamama

Las fotografías bonitas suelen tender a no tener el foco de atención centrado justo al medio. Piensa en la famosa regla de los dos tercios, habrás oído hablar de ella mil veces. Divide mentalmente la imagen en tres partes iguales, ya sean en horizontal o en vertical y sitúa tu objeto o composición en los dos primeros o en los dos últimos. Juega con los elementos de la composición y busca que lado es el más atractivo para aplicar la regla a ese extremo.

trucos_fotografia_caseros_i

 

Tira muchas, muchas muchas fotos.  Cuanta mayor cantidad de imágenes tomes más posibilidades tendrás de haber acertado con alguna de ellas. Cambia el ángulo, prueba enfocando distintos puntos de tu composición e incluso mete algunas variables en el bodegón que aunque aparentemente no iban a quedar bien,  de pronto le dan ese «toque especial» que pretendías.

 

trucos_fotografia_1

Aprende a trabajar con un editor. Puede ser que con pequeños recortes o retoques de luz y color esas fotos en apariencia sosas pudieran cobrar vida. Photoshop es la gran bestia negra de los que comenzamos en esto e impone mucho, pero versiones «light» del mismo como el Adobe Image Ready te permitirán empezar a editar sin grandes complicaciones. Hay muchos tutoriales de iniciación para ambos programas en la red. Busca e intenta aplicar paso a paso alguno de ellos verás que no es tan dificil.

 

editor_picmonkey

 

Hay otros programas sencillos de edición, aunque bajan bastante la calidad de las imagenes. Uno de ellos es el ya mencionado otras veces PicMonkey para PC (en la imagen de arriba) o el IPhoto de Mac, seguramente te habrás inicado con esto del retoque con el editor de tu móvil, así que este es el siguiente paso, ¡no le tengas miedo!

Seguiremos con estas entradas sobre Bloggear cada semana, acumulamos tantas experiencias que seguro que alguna os podrá venir bien!

EN ES
Productos en tu cesta
0