Lo habréis oído infinidad de veces y en todo tipo de circunstancias. Un actor maduro lo repetirá como mantra si le dan un nuevo premio y un artista que en su vejez sigue vendiendo su obra, mejor y más incluso que de joven, lo corroborará; «es más fácil llegar que mantenerse».

 

panel-holamama

 

Comenzar un blog es posiblemente una decisión que algunos toman a la ligera y que acaba convirtiéndose en parte fundamental de sus vidas. Puede haber distintos motivos por los que te decidas a abrir un blog; casi siempre es una necesidad personal de enseñar que haces algo interesante, o que tu espíritu está tan inquieto que necesitas compartir aquellas cosas que te hacen bullir como persona.

Otras veces se comienza a bloggear con un fin concreto y después de ver tras muchos años en esto, muchos blogs surgidos desde el principio con una clara intención por ejemplo comercial, os puedo decir que no llegan a alcanzar la difusión y el prestigio de los otros, de los que surgieron por amor al arte.

 

panel-holamama-1

 

Creo que la madurez de un blog llega después de tres, o más bien, de cuatro años de vida. Si has estado posteando una vez al día (tal vez tomandote algunos días de vacaciones de vez en cuando desde que comenzaste) es posible que llegado este momento hayas escrito unos 1200 posts. ¡Sorprendente!

En esos primeros 1200 posts habrás tocado cientos de temas diferentes con distintos enfoques, tu SEO probablemente tenga alimento para una buena y larga temporada y tus lectores se habrán enganchado a tu blog si el contenido estaba cuidado y era minimamente original. Si además comenzaste cuando los blogs se podían contar con los dedos de las manos, bueno de manos y piés tal vez, tu ascenso será rápido y muy pronto el nombre de tu blog correrá de boca a oreja tan rápido como las noticias del temblor de ayer en twitter…

 

casa-holamama-Collage

 

Pero llega el momento de la madurez, ya pasaste de largo los cinco o seis años posteando, has estado media vida pegado al teclado, muchos días hasta con dos entradas diarias, y te han salido admiradores, plagiadores y puede que incluso hasta algunos trolls. Estás arriba, pero te da la sensación de que ya has tratado todos los temas y de que si escribes un solo post más no vas a hacer más que repetirte a tí mismo.

 

salon-Paula-de-Blog-Holamama

 

Es ese momento en el que te empieza a dar pereza postear, en el que ves que te has puesto delante del teclado en más de… !2000 ocasiones! y que muchos que comenzaron a la vez que tú empiezan a desfallecer.

 

Holamama-entradas

 

Pero es ese momento en el que «te vienes arriba», como se dice ahora, en el que te metes en nuevos retos, mudanzas, obras, aperturas, y sigues teniendo ese mismo entusiasmo por compartir que cuando comenzaste, y te das cuenta de que tus lectores siguen ahí, te lo corroboran tus estadísticas diarias y su miles y miles de comentarios, aunque blogs más jóvenes empiecen a mirarte como un dinosaurio. ¡Ojalá sepan mantenerse también los mejores llegado el momento!

Es ese también el momento en el que te das cuenta dede que has conseguido lo más dificil, que no era llegar, sino mantenerte, y eso que el punto de la cima alcanzado era bien alto.

Gracias lectores porque vosotros habéis llevado a Holamama a ser lo que es y lo que seguirá siendo.

 

( Si llevas mucho tiempo por aquí y tienes un rato dime por favor que post de Holamama te tocó el corazón en algún momento, seguro que aún lo recuerdas y me harás recordar a mí también)

EN ES
Productos en tu cesta
0